Psicóloga y madre

Muy pronto en mi vida me sentí cautivada por la complejidad del ser humano y por las relaciones que construye con el mundo que le rodea. A mis 17 años tuve la oportunidad de viajar y vivir durante 1 año en un país diferente al mío, otra lengua, otras costumbres, otrxs adultxs y jóvenes con los cuales relacionarme; una oportunidad para escuchar y observar lo diferente y ampliar la visión de mi mundo y de mí misma.

A mi regreso comencé mis estudios universitarios y me licencié en Psicología. Durante la carrera mi interés profesional se fue focalizando en la terapia Familiar, y decidí especializarme durante los dos últimos años de mi licenciatura en terapia familiar sistémica. En mi trabajo terapéutico pude comprobar el poder que tienen las palabras (como creadoras de realidad) y los discursos que se tejen alrededor de ellas en la vida de las personas. Buscando herramientas terapéuticas que les permitieran a las personas ampliar o transformar discursos de vida limitantes, encontré la Terapia Narrativa de la mano de Michael White.

Al finalizar la carrera trabajé un tiempo como orientadora profesional de estudiantes universitarixs y pude ser testigo de lo que se pone en juego en estxs jóvenes cuando se trata de tomar decisiones en el presente relacionadas con lo que les gustaría ser y hacer en un futuro. Me sorprendió lo confusxs e insegurxs que se sienten muchxs sobre quiénes son, lo que son capaces de hacer y lo que les entusiasma de verdad. Algunas preguntas se quedaron aparcadas en mi cabeza y encontraron respuesta años más tarde: en qué momento y de qué manera estxs jóvenes pierden contacto real con quiénes son? Qué les hace preguntarme a mí o a cualquier otro adulto para qué son “buenxs”? Cuándo y en qué circunstancias dejaron de sentirse emocionadxs con aquello que les interesa? Y con todas estas preguntas cambié nuevamente de rumbo y de país.

En Barcelona, seguí alimentando mi interés por la Psicoterapia y me formé en Terapia Sexual y Terapia de Pareja. Posteriormente, sumaba a estos conocimientos, aprendizajes sobre la Terapia Familiar Estratégica de Cloé Madanes en situaciones de violencia. Ejercí durante un tiempo, pero cada vez más sentía la necesidad de parar, dejar de mirar hacia fuera, dejar de estar centrada en el hacer y volver la mirada a mí, a todo aquello que estaba sucediendo en mi vida (mi vida en pareja y mi maternidad) y me estaba pidiendo a gritos un ejercicio de introspección profundo. Así lo hice y me entregué al proceso de transformación más potente y enriquecedor que he vivido hasta el momento. El deseo de acompañar a mi hijo desde el respeto y el amor, permitiéndole desplegar su auténtico Ser, me ha llevado a realizar procesos personales desde la terapia Gestalt, la terapia sistémica y las constelaciones familiares. Por otro lado, a nivel profesional la maternidad me ha devuelto la mirada a la infancia, a su infinita curiosidad, su pasión por cada cosa que hacen, su conexión real y auténtica con el presente, entre muchas otras cosas. Así mismo, me ha permitido reflexionar sobre la manera como los adultos acompañamos a las criaturas, a todo lo que ellxs nos mueven, a la implacable presencia de nuestrx niñx interior, al poder que tienen nuestros actos y nuestras palabras en la manera como se construyen a sí mismxs, en las posibilidades y las dificultades de esta relación adulto-niñx, para ellxs y para nosotrxs.

La absoluta fascinación que me produce la crianza y la educación desde este lugar de consciencia me ha llevado durante estos últimos 8 años a formarme en Educación Viva y Crianza Consciente, y a nutrir mi trabajo de la mano de autorxs como: Laura Gutman, Yvonne Laborda, Alfie Kohn, Joan Garriga, Bert Hellinger, Naomi Aldort, Emmi Pikler, Rebecca Wild, John Holt y Marshall Rosenberg, entre otrxs.

Durante 1 año trabajé como acompañante voluntaria en un proyecto de educación viva y un par de años como Madre de Día. Actualmente, acompaño a madres y padres en sus procesos de maternidad y paternidad conscientes tanto a nivel grupal como individual.

Mi camino como madre y terapeuta continúa (con trabajo personal -SHP con Yvonne Laborda- y formación -CNV-), siendo cada vez más consciente de la importancia que tiene conectar con nuestras emociones desde el cuerpo y no sólo desde lo mental. Además de nombrarlas es necesario darles un espacio para que se expresen con la intensidad que requieren para ser realmente descargadas. Acoger todo ello sin juicio desde lxs adultxs que somos hoy en día, nos permite sanarlo de verdad, llenarnos y dar a nuestrxs hijxs presencia y atención plena. Si logramos integrar en el aquí y el ahora, todo aquello que por el camino no tuvo un espacio legítimo para expresarse, entonces en el aquí y el ahora nos resultará más fácil reconocer las emociones de nuestrxs hijxs, respetar y satisfacer sus necesidades, conectar con ellxs desde un lugar auténtico y ofrecerles un espacio de amor donde expresar su malestar.